facebookLogo twitterLogo
Ozonoterapia

ozonoterapia_01 

 

ozonoterapia_02

 

 

La ozonoterapia es una antesala perfecta a los tratamientos corporales, una puesta a punto antitoxinas, un tratamiento eficaz contra los problemas dérmicos y un complemento antiedad total y para su aplicación en medicina se produce a partir del oxigeno medicinal.
 
Los efectos beneficiosos de la Ozonoterapia en el organismo humano son:

• OXIGENANTE: Aumenta la capacidad de la sangre para absorber y transportar mayor cantidad de oxigeno al todo el organismo mejorando la circulación y las funciones celulares en general.
• REVITALIZANTE.
• ANTIOXIDANTE: (elimina los radicales libres).
• INMUNOMODULADOR: O3 estimula las defensas inmunológicas.
• REGENERADOR: de diferentes tipos de tejido por lo cual resulta de gran utilidad en Medicina Estética.
• ANTIINFLAMATORIO: Eliminación de mediadores inflamatorios.
• GERMICIDA: Inactiva o elimina todo tipo de microorganismos patógenos, (bacterias, hongos, virus).

En resumen, la ozonoterapia conduce a una mejoría significativa general de muchos procesos fisiológicos del organismo, mejorando la calidad de vida y capacidad de trabajo. Igualmente compensa y retarda el deterioro que se va produciendo en el organismo con el envejecimiento. Sus efectos son también duraderos en el tiempo.

Aunque no presenta efectos colaterales indeseados se recomienda no emplearla en mujeres embarazadas o pacientes neoplásicos.

 
PRINCIPALES VÍAS DE ADMINISTRACIÓN DE LA OZONOTERAPIA:
• Auto hemoterapia: Con total asepsia se extrae en un sistema cerrado estéril y se trata con ozono médico unos 100-200 cc de sangre extraída al paciente que se le vuelve a introducir inmediatamente. Esta operación  dura 10-15minutos.
• Inyección intradérmica
• Local o externa: Se aísla la zona con un accesorio plástico o bolsa, se extrae el aire y se inyecta en ella una atmósfera de ozono médico.

En general se necesitan entre 12 y 15 sesiones con un mínimo de 2 por semana. Se repite anualmente.

ANTIAGING
El estrés cotidiano  aporta un envejecimiento prematuro a las células de nuestro organismo y la insuflación de ozono vía rectal combate este fenómeno por el gran poder antioxidante que posee.

 Regenera desde dentro todas las células proporcionando un mayor bienestar tanto físico como psíquico, ya que al mejorar la oxigenación neuronal nuestro cerebro se encuentra más despierto y ágil.

ENVEJECIMIENTO CUTANEO
El envejecimiento cutáneo puede inhibirse eliminando la razón y la consecuencia de la arruga, en eso consiste el tratamiento con ozono. Las inyecciones subcutáneas con ozono, junto al el aceite de oliva ozonificado administrado de forma externa y la autohemotrasfusión, -según el caso clínico-, tienen efecto antioxidante y estimula la síntesis de colágeno, produciendo un efecto importante en poco tiempo.

La ventaja es que se suman las dos mejoras: la externa a nivel local y la interna en todo el organismo.

Es un método revolucionario con resultados sorprendentes tras pocas sesiones que no presenta contradicciones con otros tratamientos faciales, médicos o cosméticos.

La ozonoterapia está indicada a partir de los 35 años, edad en que la piel comienza a envejecer. Tras tres o cuatro sesiones se observa un alisado de las arrugas, aumento de la turgencia cutánea, disminución de su pastosidad y mejoría del color. Tiene un efecto “lifting” en mejillas y región submandibular, además de producir bienestar general.

ACNE
Se usa en inyecciones tópicas en regiones afectadas. Se dan cinco o seis sesiones en intervalos de 7 días aunque se observa la mejoría desde la primera sesión. Se reduce el tiempo de tratamiento en dos o tres veces respecto al tratamiento clásico.

Con la ozonoterapia no se han observado complicaciones ni efectos secundarios. En casos de acné complejo se puede añadir tratamiento sistémico para combatir la infección.

DOLOR CRÓNICO
Especialmente de tipo inflamatorio, tanto articular como muscular:
- reumatismo
- artrosis
- artritis (reumatoide, psoriásica, espondiloartrosis)
- fibromialgia y síndrome de fatiga crónica
- lumbago
- ciática
- contracturas musculares
- tendinitis aquilea
- codo de tenista (epicondilitis)

En este tipo de patologías, la ozonoterapia actúa
• como anti-inflamatorio y analgésico contra el dolor
• frenando la evolución de la enfermedad
• mejorando la repercusión general que todo proceso crónico produce en el organismo: anemia, afectación el estado general, anorexia, depresión, alteraciones del sueño, fatiga, etc.

INSUFICIENCIA VASCULAR
• Arteriosclerosis generalizada.
• Isquemia vascular en los pies.
• Arteriopatía (vascular o diabética).
• Mala circulación venosa (varices, flebitis).
• Ulceras (llagas) en piernas y pies.
• Ictus (accidente vascular cerebral).
• Angina de pecho.
• Efermedad de Alzheimer.
• Demencia senil.
• Hemiplejias.
• Maculopatías (ceguera vascular).
• Sordera de origen vascular.


ENFERMEDADES INFECCIOSAS
• Enfermedades víricas (hepatitis, herpes zoster, herpes simple, gripe,etc.).
• Enfermedades bacterianas: abscesos, acné, infecciones diseminadas, heridas infectadas, etc.
• Enfermedades por hongos.

ENFERMEDADES  INMUNITARIAS
• Artritis reumatoide.
• Esclerosis en placas.
• Esclerosis lateral amiotrófica.
• Tiroiditis.
• Lupus eritematoso diseminado.


ENFERMEDADES  RESPIRATORIAS

• Bronquitis crónica.
• Enfisema.
• Asma bronquial.
 
ALERGIAS
• Fiebre del heno.
• Rinitis alérgica.
• Erupciones cutáneas.
• Eccema.

ADEMAS
• Hipercolesterolemia
• Hipergliceremia
• Hiperlipidemia
• Trastornos de la menopausia
• Osteoporosis
• Anemia
• Períodos postoperatorios
• Dolores de cabeza
• Trastornos nerviosos
• Ansiedad
• Depresión
• Cansancio físico y psíquico

EFECTOS DEL OZONO
• Estimula la regeneración de la médula ósea aumentando la producción de glóbulos rojos
• Antidepresivo y estimulante
• Da energía
• Mejora la función respiratoria y el aporte de oxígeno a los tejidos
• Modula la respuesta inmunitaria
• Analgésico
• Anti-inflamatorio
• Disminuye la viscosidad de la sangre y previene la formación de trombosis y embolias
• Aporte extra de oxígeno a todos los tejidos del cuerpo
• Desinfectante
• Reducción de los niveles en sangre de colesterol, triglicéridos y ácido úrico, reduciendo la formación de placas de ateroma (arteriosclerosis)
• Mejora la irrigación sanguínea tanto en las piernas o brazos (periférica), cerebral (isquemia) o cardíaca