facebookLogo twitterLogo
Dieta personalizada

dietapersonalizada_01       dietapersonalizada_02

Dieta personalizada

La puesta en marcha de un sistema de control nutricional permite corregir los errores alimentarios frecuentes, que implican subidas y bajadas  de peso.

El éxito de una Dieta Personalizada sólo se conseguirá con la modificación de los hábitos incorrectos asociados a la alimentación y un tratamiento dietético personalizado:
1. Mediante un analizador de grasa corporal, se determina la masa grasa, la masa muscular y el agua corporal total y se calcula el metabolismo basal, el índice de masa corporal y los valores aconsejados.
2. En base a los resultados obtenidos y dependiendo de nuestra constitución, edad, metabolismo, altura, hábitos de vida y cambios hormonales, el médico elabora una dieta personalizada con la ingesta nutricional diaria y la previsión de perdida de peso.
3. La dieta personalizada se elabora por un determinado período de tiempo en el cual, el médico analizará la evolución de pérdidas de cada segmento corporal y elaborar, si hiciera falta, otro plan de dieta.
Esta dieta personalizada  podría ser mejorada con una posible ayuda farmacológica, con productos homeopáticos o complementos naturales.


DIETA DEL GRUPO SANGUÍNEO

Nuestro grupo sanguíneo determina, ya   desde el nacimiento, el tipo de alimentación que nos conviene seguir.

Los distintos grupos actuales (O, A, B y AB) serían una consecuencia de los cambios en los hábitos alimentarios del hombre a lo largo de la historia.

El grupo sanguíneo tiene una importante función inmunológica dentro del organismo, por lo que seleccionar alimentos que no se adecuen a nuestro grupo puede afectar a nuestro sistema de defensas.

Todos los alimentos tienen proteínas, algunas de las cuales interfieren sobre esas defensas.

Las personas del grupo O asimilan bien la carne, los pescados y las frutas y verduras, pero no los cereales.

El grupo A, al contrario. Tolera los cereales, los vegetales, y el pescado pero no la carne.

El grupo B tolera los lácteos en general y no le perjudica tomar carnes y pescados, aunque es mejor que no consuma demasiado cereal.

El grupo AB, al ser el más evolucionado y fruto de todos los anteriores, tolera una dieta variada, aunque sin abusar de las carnes.